Mis otras redes gordas

Y si llegaste hasta aquí, seguro sabes que tengo otras redes

En facebook como https://www.facebook.com/DialogosDeUnaGorda/

Dialogos-de-una-gorda-Facebook

Porque además tengo mucho que decir y no puedo dibujarlo todo…también en Twitter como https://twitter.com/dialogosdegorda

Dialogos-de-una-gorda-Twitter

Si te da curiosidad que hace una gorda en Instagram, te dejo el enlace https://www.instagram.com/dialogosdeunagorda/

Dialogos-de-una-gorda-Instagram

Ademaaaaaaaaas!….si tienes alguna duda, sugerencia, comentario, te interesa alguna ilustración personalizada, puedes mandarme un correo dialogosdeunagorda@gmail.com

Saludos!

 

 

Anuncios

¡Hola, 2016!

Yo mera

Otro año que se va. Otro año que empieza, nuevas metas, más oportunidades, nuevas experiencias y esa emocionante sensación de un nuevo comienzo. Borrón y cuenta nueva.

“Ahora sí voy a bajar de peso”, “Este año salgo, aunque sea en rifa”, “Ya no voy a ser tan grosera”.

Propósitos que vienen y propósitos que van. Será que para mi, éstas fechas siempre han sido algo vagas, ya que no solemos celebrar mucho en familia (sólo algo sencillo, un abrazo y a la cama), lo cierto es que los tradicionales “propósitos de año nuevo” que vienen con las uvas y las 12 campanadas, hasta apenas lo viví éste año y para que les digo que no si, si, pues me hice de unos propósitos. La verdad es que ni los conté y desde luego tampoco lo hice al compás del repique campanario, ya que de lo contrario estaría muerta por asfixia con una uva atravesada en el pescuezo.

De hecho, éstos propósitos vinieron semanas antes de año nuevo, justo cuando pensaba en todo lo que me había regalado el 2015. Fue un año incierto para mi, con una carga emocional muy fuerte. Sigue leyendo

Una gorda en la FIL

FIL-NIÑOS-2015-TALLERES-ILUSTRACIONES-GORDA-DIALOGOS-DE-UNA-GORDA

Pocos son los años que me decido ir a la FIL, en realidad a mi me gusta leer las novelas de moda, libros prestados y literatura infantil, de modo que para mí es muy fácil encontrar todos los libros que yo quiero al alcance de mi mano.

Sólo en 2 ocasiones he ido con una misión en específico. La primera fue hace como 4 años, para comprar el cuento “El ángel del abuelo”, de una artista alemana que nunca encontré en México hasta que llegó la FIL y la otra, cuando andaba saliendo del clóset y había varios libros para gays (niños) y ninguno sobre una posible lesbiana que no sabía si lo era y qué requisitos debía de tener. En fin, ayer regresé y ésta vez fue sólo para pasar el rato.

Me impresionó el tráfico tan intenso y la fila que le daba la vuelta a la Expo Guadalajara, para comprar el boleto. Me decía la chica con la que iba “ay si, ¿a poco todos leen?, nada más venimos para hacer Check in, si dejaran realmente a los lectores, esto se vaciaría inmediatamente”.

Sigue leyendo