El fantasma de las “Ex”, los 5 tipos más peligrosos de exnovias

Mientras

Hoy quiero hablar de un tema que a todos ha llegado a molestar y que a la mayoría nos interesa. Se trata de esas hermosas criaturas que van por ahí recorriendo el mundo haciendo de las suyas. Sí, seguro has oído hablar en más de alguna ocasión de una de ellas. Me refiero a las fabulosas, las maravillosas, las odiosas, arrogantes, endemonia…. Perdón, me dejé llevar. Bueno, hablo de las ex. (no sé si los ex aplican para éste artículo, ya que no tengo experiencia en el tema, señores, mis disculpas).

Y pues sí. Todo va excelente en tu relación, ves hermosos unicornios alados por las calles, te duermes con una sonrisa y te despiertas con un mensaje de lo más tierno. Amor por todas partes y en grandes dosis.

Quien dijo que el amor es una droga, no pudo haber estado más acertado. En fin, un buen día sales a desayunar unos deliciosos chilaquiles, la charla se pone divertida, “jijijiji” “jajajajaja” “chimpumpapas” y zaz!, en lugar de referirse a ti por tu nombre, te dice “Clarita”. Silencio sepulcral. Un minuto de silencio por los caídos. ¿Porqué Dios mío? Todo iba tan bien. Se acomodan los dos en el asiento y tú no sabes si preguntar ¿Quién demonios es Clarita? (Rogando porque sea su fallecida tía), ir de lleno a reclamar, hacer una salida dramática, desmayarte o qué diablos. Así que mientras la otra persona ya está ideando un plan para darse a la fuga, tomas un respiro, te pasas el pedazo de pollo que casi se te atora de los chilaquiles,  le tomas la mano y dices lo más serenamente posible: “¿Clarita?”.

Así es como entramos de lleno al maravilloso mundo de las ex. Lo cierto es que hay de todo en esta viña del señor y yo no podría decir que todas las ex son iguales. De hecho, habrá quien sea mejor amigo de su ex, pero aunque sea la más sincera, pura y leal amistad, la pareja en turno no siempre lo entenderá.

Yo diría que podríamos dividir a ésta abominable especie en:

La ex BUMERANG. Por más que les envías lejos con un boleto de avión a Timbuktú, siempre regresan. Siempre. Pero el problema no es que regresen. Digo, finalmente hay un periodo de tiempo después de cortar en el que ruegas porque regresen, pero no es así. Regresan ya cuando estás estable, inclusive cuando estás iniciando una nueva relación. Al principio es un inocente mensaje, luego una llamada. Que si la última oportunidad, que fue un error, que eres el amor de mi vida. Y una y otra vez dices “No gracias, no insistas, adiós”. Pues te tengo una mala noticia: lo más seguro es que siga, así son, no las juzgues, compréndelas. Siempre tienes la opción de cambiar de número, de casa, de país, de nombre, de identidad.

La ex ZOMBIE. Aquella que ya dabas por perdida. En tu imaginación ya habías leído los obituarios: “Clarita, la mujer que rompe corazones, falleció en lo que parece fue un misterioso accidente de automóvil. El conductor se dio a la fuga. Que en paz descanse”. Continuaste con tu vida, pasaron años, te casaste, tuviste cuates y un buen día recibes una solicitud en Facebook: “Clarita quiere ser tu amiga”.

La ex FRIENDS. Si, porqué no. Fueron muchos años inolvidables. ¿Porqué tirar todo a la basura?, siendo novi@s ya eran mejores amigos. Descubrieron de la mejor manera que ya no había futuro entre ustedes, lo hablaron tranquilamente y decidieron continuar con una amistad. Ojo con eso, de entrada parece una solución civilizada hasta que lo ves con otra persona más. Yo recomendaría que antes, pienses en todos los escenarios posibles, tal vez al principio lo mejor sea tomar un poco de distancia.

La ex MÁGICA. Esa con la que se vuelve una y otra vez. Ahora si es la buena. Espérate mejor no. Ya es la última. Ahora si va a cambiar. Todos merecemos una oportunidad. Ya no lo vuelvo a hacer. Aparece y desaparece tanto como tú quieras. La vida se trata de cerrar círculos y si no es para ti, déjala ir y que alguien más la soporte 😛

La ex ETERNA. Aquella señorita a la que si no fuera por los principios morales que rigen la religión, le pondrían un altar. Esa ex intocable, que fue perfecta aunque no haya funcionado. Esa con la que piensas que estás siendo comparada todo el tiempo, porque “A Clarita le salían bien ricos los frijoles”, “Clarita fue mi relación más significativa”, “Pobre Clarita, fui muy mal@ con ella”. Señoritas y señores…esa es la mejor y peor a la vez. Mucha suerte si tienen que lidiar con eso. Son como las suegras: intocables.

Sea cual sea la situación, hay que tomar en cuenta que todos hemos tolerado a esas ex, pero también nos ha tocado ser alguna de ellas, así que lo mejor que podemos hacer es estar conscientes todo el tiempo de cómo nos sentiríamos si sucediera tal o cual cosa. Empatía, le llaman.

Ponerse en los zapatos de la otra persona siempre te va a ampliar la perspectiva y bueno, a mi en lo personal también se me ha salido el nombre de alguna de mis ex. No es el gran drama si uno no lo quiere ver así, es simplemente costumbre, el cerebro todavía te juega malas pasadas, tómalo a la ligera o tómalo muy en serio si es que hay algo todavía ahí. No se vale jugar con la otra persona ¿Eh?

¿Te ha tocado conocer a otro tipo de Ex? Comenta. Saludos y hasta la próxima.

Anuncios

3 comentarios en “El fantasma de las “Ex”, los 5 tipos más peligrosos de exnovias

  1. Jajajaja yo eh sido la ex eterna en varias ocaciones jajaja y se sientee una orgullosaaa hasta que te dan un chanclazoo y te topas con una igual… jajajajaja ahy entendi lo de la empatia jajaja

    Jesucristo vencedoor 😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s